Organización

El Gobierno General

El gobierno de la Orden se ejerce uniendo autoridad personal y colaboración en equipo. Al frente está el Gobierno General, compuesto por la Superiora General y cuatro religiosas que forman con ella una comunidad de discernimiento al servicio de la misión. El Gobierno General es el lazo de unión entre las diferentes Provincias y Delegaciones. Tiene su sede en Roma.

Equipo General

La Superiora General: Mª Rita Calvo Sanz, española, ejerce este servicio desde 2015.

Religiosa de la Compañía de María desde 1982. Maestra, Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación y diplomada en estudios avanzados del Programa de Doctorado de Sociología de la Educación por la universidad Complutense de Madrid.

Ha ejercido como docente y Directora Titular del Centro Lestonnac-Compañía de María en Zaragoza. Fue miembro fundador y presidenta de la Asociación Barró de Madrid, creada a iniciativa de la Compañía de María para población en riesgo de exclusión.

Formó parte del Patronato de la Fundación Internacional Compañía de María (FISC), siendo posteriormente la Presidenta.

Ha ejercido diferentes tareas de Gobierno, primeramente fue miembro del Gobierno Provincial en España y después miembro del Gobierno General. El 17 de julio de 2015 fue elegida Superiora General de la Orden.

El 28 de mayo de 2019 fue nombrada por el Papa Francisco miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA).

Equipo General

Son miembros del Equipo General: Mª Cristina Sanz García, española; Esperanza Bagnara Figueroa, chilena; Basiliane Kaswera Kalemba, congolesa y Yoshie Arai, japonesa.

Provincias y Delegación

En la Compañía hay en la actualidad siete Provincias: África, Asia, Cono Sur, España, Europa, México y Pacífico, y una Delegación Territorial: Inglaterra. Al frente de cada Provincia está el Gobierno Provincial: la Superiora Provincial y Equipo. Al frente de la Delegación hay una Delegada.

Por ser de reciente implantación, dos comunidades, situadas una en Haití y otra en Timor-Leste, dependen directamente del Equipo General.

Provincia de
África

Comprende los países: República Democrática del Congo, Camerún, Kenia y Tanzania.

La Superiora Provincial es Joséphine Malikidogo Mulere y forman el Equipo: M. Rose Masika Kahambu, Julienne Nzyavake Kiripi, Germanie Kahindo Kaswera y Marthe Sifa Wa Mung’Ho, todas ellas congolesas.

Provincia de
Asia

Comprende los países de Japón, Filipinas y Vietnam.

Mitsuko Yokota, japonesa, es la Superiora Provincial y son miembros del Equipo: Rebeca Lizcano, filipina y Yoshie Takagi, japonesa.

Provincia de
Cono Sur

Comprende los países de Argentina, Chile, Brasil, Paraguay y Bolivia.

Adriana Restrepo, colombiana es la Superiora Provincial y son miembros del Equipo: Silvia Coloma, chilena Ada Romero, paraguaya y Mariela Leiva, chilena.

Provincia de
España

El Gobierno Provincial está compuesto por Nélida Andrés Castroviejo, Superiora Provincial y cuatro religiosas miembros del Equipo: Purificación Torres, Cristina González, Blanca González y Arantza Zabaleta.

Provincia de
Europa

Comprende los países de Francia, Italia, Bélgica, Albania y Suiza.

Lidvine Nguemeta, camerunesa, es la Superiora Provincial. Forman parte del Equipo Dominique Pérouse, francesa y Drita Syku, albanesa.

Provincia de
México

Comprende los países de México, Cuba y Nicaragua.

Mª Isabel Cristina Rodríguez Rodríguez, mexicana, es la Superiora Provincial. Forman parte del Equipo Mª Delfina Escoto Ortega, mexicana y María Manuela González González, española.

Provincia del
Pacífico

Comprende los países de Colombia, Perú y Estados Unidos.

La Superiora Provincial es Gloria Liliana Franco, colombiana, y son miembros del Equipo: María Helena Peña, colombiana; Elvia Adarme, colombiana y Leticia Salazar, estadounidense.

Delegación de
Inglaterra

Delegada: Patricia Grady

La Compañía de María en el Mundo
Descúbrenos

Inspirados en el Carisma y la espiritualidad ignaciana de Juana de Lestonnac, tratamos de encontrar a Dios en todas las cosas y buscamos colaborar en la construcción de una sociedad más fraterna y justa desde las distintas dimensiones de nuestra propia vida.