News ODN
 
  • Miércoles, 24 Mayo 2017
  • María Auxiliadora

Noticias

Comunicación

Nos engañamos en nuestra conversación con Dios en la oración cuando no tenemos caridad con los otros
J. de LESTONNAC

Solidaridad con la República Democrática del Congo

Mayo 2015 | ODN |

Mensaje de solidaridad de los consejos generales a los pueblos de las diócesis de Butembo-Beni, de Bunia, y de Goma.

Queridos padres obispos de Butembo-Beni, Goma, y Bunia,
Queridas hermanas y hermanos religiosos,
Queridos fieles laicos de Butembo-Beni, Goma, y Bunia,

1. Introducción.
Nosotros, miembros de los Consejos Generales de las diferentes Órdenes y Congregaciones presentes en la Diócesis de Butembo-Beni, en la República Democrática del Congo, hemos tenido conocimiento de los recientes disturbios y masacres en la región de las Diócesis de Butembo-Beni y en sus alrededores . Nos hemos sentido impactados al enterarnos de las espantosas masacres de civiles desarmados, cuando el pueblo de esta región llora aún el secuestro de más de 800 personas, incluidos 3 Padres Asuncionistas, el 19 de Octubre de 2012. Quisiéramos con estas palabras expresar nuestra solidaridad con el pueblo de la RDC en general, y con la Iglesia de Butembo-Beni en particular, y muy especialmente con los discípulos de Cristo que trabajan sin descanso por la paz y el desarrollo de los pueblos de esta región.

2. La dignidad de la persona humana proviene de Dios y es inviolable.
Denunciamos la crueldad y brutalidad de estas matanzas -de niños y de adultos- en las regiones de la Diócesis de Butembo-Beni. Nuestra iniciativa es suscitada por nuestra fe. Es un principio fundamental de nuestra fe que toda persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,27). La masacre que tuvo lugar en la región de Mbau nos ha repugnado por su aspecto particularmente odioso, inhumano e insensato; no solamente ha sido cometido a sangre fría, sino también dirigido especialmente a niños inocentes, mujeres y hombres desarmados.

3. Las masacres.
Desde Octubre de 2014 hasta la fecha, estamos confrontados con masacres horribles. Según las informaciones de que disponemos, ciudadanos pacíficos y desarmados son raptados y asesinados en los pueblos del territorio de Beni. Incursiones nocturnas de hombres armados tienen como consecuencia que algunas personas sean secuestradas, otras asesinadas, así como pillajes de dinero, ganados y aves. Esos asesinatos son odiosos, algunos tienen el cuello cortado, los brazos de muchos niños también; algunas mujeres son violadas y reventadas; y muchas familias enteras masacradas. Las víctimas son asesinadas brutalmente con machetes, hachas y cuchillos. Estas matanzas han alcanzado a la Diócesis de Bunia desde Enero de 2015. Hasta la fecha, más de 400 personas han sido masacradas con la misma atrocidad.

(...)

Leer artículo completo