News ODN
 
  • Miércoles, 26 Abril 2017
  • San Marcelino, papa

Noticias

Comunicación

La pobreza debe conservarse y amarse en toda su pureza, tanto como sea posible con la divina gracia, como el muro sólido de la vida religiosa
I. de Loyola

A través de la música vivimos la solidaridad

Marzo 2015 | ODN |

Tres profesores de música españoles, voluntarios con la FISC, estuvieron en un colegio de la Compañía de María en La Playa dando clases de música y extraescolares de danza.

Durante un mes del pasado verano, tres profesores de música españoles, de distintos conservatorios de Castilla y León: Alicia R. Illa (flauta), Sergio Díaz (saxo) y Alicia Santos (violín), vivieron una experiencia de voluntariado internacional con la Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María (FISC), en un colegio de la Compañía de María en La Playa – Salahonda (Colombia).

La Escuela Agroecológica “La Playa” trabaja con comunidades afrocolombianas educando niños entre 5 y 18 años. La labor de estos voluntarios ha sido dar clases de música y extraescolares de danza.

La vida es muy diferente dependiendo del lugar donde se nace: el aislamiento de la zona, la educación y la cultura, los recursos económicos y su forma de explotarlos, las políticas y sus corrupciones, hacen que la forma de vida en algunos rincones del mundo sea muy difícil.

La aventura vivida durante este tiempo ha estado tan cargada de emociones, cariño, y agradecimiento que han hecho que ésta haya sido una experiencia inolvidable. Y tanto lo ha sido que a su regreso no sólo nos lo han querido contar de viva voz, si no que lo quisieron hacer con imágenes y también de la manera que mejor saben, con música.

Aprovechando la semana cultural que ha celebrado el Conservatorio de Música de Valladolid, Alicia R. Illa, profesora de flauta de pico, organizó el pasado jueves 19 de febrero, en la sala de cámara del Centro Cultural Miguel Delibes el Documental-Concierto “Mirando al Sur”.

La proyección con gran cantidad de fotografías, vídeos y testimonios de su paso por Salahonda, nos ha acercado a esa realidad, a la pobreza y a su forma de vivir, a su cultura y manera de expresarse, y sobre todo a las espléndidas sonrisas de los pequeños y a sus grandes y expresivos ojos. También nos enseña el cariño y agradecimiento de esos niños colgados de sus brazos, cariño y agradecimiento mutuo por parte de los voluntarios.

Después nos regalaron un maravilloso concierto “Mirando al Sur”, nos hicieron viajar partiendo de Colombia, pasando por Venezuela, Ecuador, Perú y Brasil, para regresar de nuevo a Colombia. Entre flautas de pico, quena, zampoña, charango, guitarra, dobro, cuatro venezolano, triple colombiano, contrabajo, arpa llanera y percusión nos hicieron disfrutar mucho de alguna jota, joropos, folias criollas, currulao….

Una música muy alegre y unos estupendos músicos que nos contagian su entusiasmo. También mucho cariño, pues muchos de los presentes nos conocemos (familiares, amigos, alumnos). Acabamos en pie todo el público, bailando y aplaudiendo llenos de satisfacción por la tarde tan bonita que nos hicieron pasar.



Descargar noticia en PDF